Durarara, Libro 1, Prologo

“¡Es tan emocionante! ¡Tan emocionante! ¡Muy emocionante! ¡Aún hay muchas cosas que no conozco de esta ciudad! Incluso mientras estoy hablando, algo nuevo aparece, emerge y algo más desaparece. ¿Cómo puedo dejar un lugar donde tantos humanos se reúnen? ¡AMOR HUMANO! ¡Amo a los humanos! ¡Los amo a todos!

En Ikebukuro, Tokio, grupos extraños de personas se reúnen: jóvenes que anhelan una extraordinaria vida, problemáticos bravucones, locas chicas acosadoras, informantes que venden datos para su propio disfrute, médicos clandestinos que tratan inconvencionales “dolencias”, estudiantes de preparatoria obsesionados con lo oculto y, por supuesto, un motociclista negro sin cabeza.

En conjunto, estos extraños personajes cuentan una historia muy inusual y muy interesante. En torno a esto, sin embargo, ellos aún pueden hablar de amor.

Esta es la retorcida historia:

 -“¡Seiji-san! ¡Seiji-san! ¿Estás en casa? ¡Estoy aquí de nuevo! ¿Oh Dios, de forma accidental cerraste la puerta de nuevo? ¡No puedo entrar! “

Peligro, peligro. La acosadora ha invadido mi casa. Ha estado golpeando a mi puerta y ni siquiera toca el timbre. ¿Qué demonios está pensando?

– “¡La puerta está cerrada! Seiji-san no estas durmiendo ¿verdad? ¡Ah, es la primera vez que le hablo  a un hombre mientras está dormido! ¡Soy tan valiente! “

Alerta, alerta, … Ha estado entre los dedos de mis pies desde la semana pasada. La semana pasada salve a dos chicas de ser acosadas por un patán muy peligroso. Una de ellas pregunto por mí y se enteró de que asistía a la misma escuela secundaria que yo, y además, que estudiamos en la misma clase. Pero nunca esperé que las cosas resultaran de esta manera. La otra chica era un poco cortés, una chica de buen ver, pero esta…

– “Bueno… en realidad yo… ¡Siempre me has gustado Seiji-san! ¿Te acuerdas? ¡Durante el examen de ingreso, estaba sentada junto a ti! El tipo sentado a mi derecha tenía ese nombre totalmente impresionante, era algo como ‘Ryuugamine Mikado’, y yo quería saber qué tipo de nombre era de la persona que tenía a mi izquierda, así que desde el instante que voltee ¡Fue amor a primera vista! ¡A partir de ese día siempre he recordado tu nombre Seiji-san! A pesar de que no tenía las agallas para confesarme ese día… tú me salvaste la semana pasada, y luego pensé en ese momento… ¡Ah, este debe ser el destino! ¿Sabes cuánto valor me dio? ¡Por eso es que quiero verte de nuevo, tengo muchas ganas de ver ese rostro fuerte, tan enérgico! ¡Por favor, por favor, por favor, di que sí, Seiji-san! “

Cuidado, cuidado. Después de haber salvado a esta chica, me siguió en secreto a casa. Y así lo hizo todos los días de la semana después de eso. Incluso después de que la mande a la mierda un montón de veces. ¿Cuántas veces lo he escuchado? Lo he escuchado dos mil veces.

– “¡¿Seiji-san no me digas que estás enfermo?! ¿Estás tan enfermo que no me puedes responder? ¡Eso no está bien! ¡Date prisa y abre la puerta, Seiji-san! ¡Desde el día de la prueba de acceso, he estado investigando cosas sobre ti! ¡Sé la fecha de tu cumpleaños, se sobre tu familia… todo sobre ti! “.

Policía. Policía. Le dije que iba a llamar a la policía-ella sólo se echó atrás después de que  le dije eso.

Tres horas después de la invasión, supuse que la chica ya se había ido a casa, así que decidí comprar algunas cosas en la tienda del piso de abajo. Cuando tenía la pasta de dientes y mi despensa en mano, imágenes de esa chica acosadora cruzaron por mi mente.

La primera impresión que tuve de ella es que era una chica bastante bonita, con un toque de madurez y sofisticación. Tal vez “bella dama” sería una mejor descripción. Pero, ¿por qué una chica bonita como ella no tiene novio? Lo que yo había experimentado sólo fue la respuesta perfecta a esa pregunta. No importa qué tan linda fuera la chica acosadora, yo iba a declinar de sus afectos cortésmente. Si hubiera sido alguien que realmente quisiera una novia, no tendría que pensar dos veces antes de aceptar su amor, en cuanto a mí, no me interesa. Ni siquiera un poco. Porque ya tengo una “novia”.

Pero ¿qué pasara con la ceremonia de entrada de la escuela mañana? Mientras caminaba por el estrecho pasillo, hacia mi apartamento, me quedé pensando en ello.

Si voy a la escuela mañana, tendría que toparme con esa chica. Estaría mejor no ir. Ah … no importa. Tengo una novia ya. Ella es bonita y tranquila, muy lejos de esa chica. Mientras estoy con ella, no importa si voy a la escuela secundaria o no. Tal vez debería trabajar en la oficina de mi hermana “y ser uno de los alumnos trabajadores a tiempo parcial” o algo así.

¡Ah, ya recuerdo! Finalmente recordé por qué salve a esas niñas. A pesar de que estos son asuntos completamente diferentes, esa chica realmente se parecía a mi novia, por esa razón la salve. Ahora que lo pienso, era una cosa totalmente estúpida que hacer. La salve sólo porque se parecía a ella, pero ¿cómo iba yo a saber que ella era en realidad ese tipo de persona?

Me quedé pensando cuando deslice las llaves de la casa por la cerradura.

¿Eh? Curioso.

-La puerta estaba abierta

Peligro Peligro-todo mi cuerpo fue herido con una alarma.

Las sirenas gemían, abrí la puerta para ver un par de zapatos de niña.

“-Se-Seiji-san …”

Cuando entré al apartamento, vi a la chica acosadora de pie.  Aún estaba de pie.

Fue entonces cuando me di cuenta de que, a pesar de que estaba mirando a la chica que había irrumpido en mi casa, yo estaba extrañamente tranquilo. Porque estaba buscando la expresión de su cara todo el tiempo.

Así que me obligue a decirle algunas palabras de mi boca que resultaron tan frías, más frías de lo que esperaba. Tan frías que hasta yo me sorprendí.

  -“¿Lo viste? ”

-“Eh … que … yo .. uh …”

La expresión que se desarrolló en su rostro era totalmente diferente al anterior. Era inquieta y llena de temor.

… Mmm, así que era capaz de hacer esas expresiones.

Entonces estaba seguro. Estaba seguro de que esa chica había visto lo que no debía ser visto.

-“Esto … esto … Seiji-san … yo. .. eh … ¡no se lo diré a nadie! ¡Incluso si tienes cosas como estas aún me gustas Seiji-san! Um … así … que … ¡no te preocupes! No importa qué tipo de aficiones tengas, definitivamente voy a aceptarlas … así que … que … que es … “

Los papeles cambiaron. Ahora ella era la que no podía atacar.

-“Está bien.”

-“¡Seiji-san!”

Después de lo que había dicho, la acosadora sonó una vez más con esperanza.

-“Está bien.”

-“¿Sei … ji-san?”

Ella se había dado cuenta de la frialdad de mi mirada. En ese momento, una nube de inquietud derivó en su rostro. Quería ver una expresión de completa desesperación, así que me repetía:

-“Está bien.”

-“¡Seiji!”

Cuando mi hermana trajo a casa a dos de sus trabajadores en la noche, yo estaba sentado en la sala de estar comiendo fideos en un tazón. Los dos empleados hábilmente colocaron el cuerpo de la chica acosadora en una maleta y lo sacaron. Mi hermana escaneaba la sala, miró las manchas de sangre en la pared, y luego me abrazó con fuerza:

-“Está bien, no te preocupes por nada.”

A pesar de que había algo de calor en su abrazo, me di cuenta que era bastante difícil comer mientras lo hacia.

-“Seiji, no te preocupes de nada. Tu hermana se encargara de todo, ¿entiendes? ”

-“Hermana, esa chica no me importa . Sólo me interesa ‘ella ‘. ”

-“Así que tu la trajiste … no importa, deja todo a tu hermana. No es ningún problema, mientras yo este aquí, no voy a dejar que te suceda algo … en especial con esos agentes de policía tan horribles. Nunca dejare que te aparten de mi, nunca, nunca, por eso sólo siéntate y relájate. “

Después de que mi hermana termino de hablar, dio a sus empleados algunas órdenes y se fue.

No creo que deba ir a trabajar en la oficina de mi hermana, porque parece que ella tiene algunas conexiones clandestinas que no conozco en la empresa. Al igual que sus empleados en la actualidad. Ellos vieron a una persona muerta y sólo actuaron a las instrucciones sin pestañear. Eso no es bueno.

No voy a trabajar con personas malvadas. Si lo hago, ¿Llegare a ser como ellos?

Si llego a ser como ellos en algún momento me detendrán, y ella se sentirá tan sola. No voy a dejar que eso suceda, -Ella no estará sola.

Mientras observaba a sus trabajadores mi hermana estoicamente lavaba las manchas de sangre de la pared, me obligue de repente a dejar los tallarines.

¡Ah, que mal estaban los fideos!.

Esta es una historia muy retorcida.

-Una historia de amor torcido ….

Traducción español: Lala-chan
Traducción ingles: differentclouds
Autor original: Ryohgo Narita
Ilustraciones: Suzuhito Yasuda

Anuncios

One thought on “Durarara, Libro 1, Prologo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s